-
  Ajo
 

El Ajo: Condimentando tu huerto con especias


*Época de Siembra: Desde Marzo hasta Mayo
*Tipo de Siembra: Siembra directa, precisión.
*Profundidad de Siembra: 5 a 7 cm.
*Meses para Cosecha: De 4 a 5 meses.
*Forma de cosecha: Extracción completa del bulbo
*Distancia entre plantas: 10 cm
*Distancia entre hileras de plantas: De 20 cm.



Generalidades del Cultivo

Es un cultivo perenne de la familia de las liliáceas de hasta 1,5 m. de altura. Hojas planas de hasta 8mm de anchura. Flores verdosas o blanquecinas, a veces rosadas, muy poco abundantes (algunas veces inexistentes) que sobresalen con su largo pedúnculo sobre una cabezuela de bulbillos. Espata mucho más larga que la cabezuela. Bulbo (cabeza de ajo) formado por una envoltura blanca dentro de la cual se encuentran varios bulbillos (Los dientes de ajo).

Haciendo un pequeño paréntesis quiero aclarar porque si se habla de bulbo en el caso del Ajo y de la cebolla no son iguales. Primero, las "hojas" que recubren al ajo se llaman catáfilas y son hojas modificadas presentes también en la cebolla. Cumplen 2 funciones:

a) ALMACENADORAS:
Son Catáfilas carnosas y blancas que acumulan Almidón. Es el caso de las hojas internas tanto del ajo como de la cebolla.

b) PROTECTORAS Como en los Bulbos de la Cebolla y del gladiolo, que son hojas modificadas para cumplir la función de proteger a las Catáfilas Almacenadoras, ya que son de consistencia papirácea, es decir como si fuesen de papel.



Ahora bien, la razón por la cual se diferencian ambas especies, es porque la Cebolla que es un Bulbo Tunicado Simple y el Ajo un Bulbo tunicado Compuesto, es por ello que a diferencia de la cebolla el ajo parece tener "compartimentos" diferentes entre cada unidad o "dientes".





Respecto al ajo, es una planta herbácea de raíces numerosas, simples, finas y en forma de mechón, que alcanzan poca profundidad en el suelo. Presenta un tallo blando y liso de unos 40 cm de altura donde nacen dientes aéreos que pueden ser utilizados como semillas. Posee hojas alargadas, planas y replegadas; cuando el tallo crece aparecen flores de color rosado o verde que no producen semillas.

La planta de ajo forma una cabeza o bulbo subterráneo, formado por dientes unidos por su base alrededor del tallo y recubiertos por membranas o túnicas de color blanco o morado en varias tonalidades, según la variedad y la altura del sitio de siembra.


Tallos: son fuertes, de crecimiento determinado cuando se trata de tallos rastreros que dan a la planta un porte abierto, o de crecimiento indeterminado cuando son erguidos y erectos, pudiendo alcanzar hasta 2-3 metros de altura. Dependiendo del marco de plantación, se suelen dejar de 2 a 4 tallos por planta. Los tallos secundarios brotan de las axilas de las hojas.

Hoja: radicales, largas, alternas, comprimidas y sin nervios aparentes.

Tallo: asoma por el centro de las hojas. Es hueco, muy rollizo y lampiño y crece desde 40 cm a más de 55, terminando por las flores.

Flores: se encuentran contenidas en una espata membranosa que se abre longitudinalmente en el momento de la floración y permanece marchita debajo de las flores. Se agrupan en umbelas.


Clima y Suelo

Prefiere los suelos arenosos-arcillosos-calcáreos, fértiles, permeables y trabajados profundamente con mucha anticipación a la siembra. En suelos húmedos los bulbos se pudren.


Forma y época de siembra

Para la siembra del ajo deben utilizarse los "dientes" grandes y medianos (externos de la cabeza), desechando los centrales, llamados "cunas".

Se realiza a mano, colocando los dientes en líneas, sobre camellón o lomo, a 5-7 cm de profundidad. Con la aplicación de mulch vegetal, se logran muy buenos resultados en producción y calidad (se obtiene un mayor control de malezas, niveles de humedad y temperatura más constantes).




La época de siembra es prácticamente durante todo el año, pero es desde Marzo donde se obtienen los mejores resultados, considerando que su órgano de consumo, en calidad,
depende de que tanto nutriente fue capáz de almacenar.



Cuidados del Cultivo


Este cultivo prefiere los suelos no muy arcillosos, no debiendo presentar problemas de drenaje. El riego debe efectuarse preferiblemente por surco o localizado (Por ningún motivo hagan riego asperjando las hojas, ya que predispone el ataque de roya).

Entre las enfermedades de mayor importancia que puede encontrarse son la roya (pústula en hojas, se favorece con días húmedos y con neblina) y podredumbre blanca (podredumbre en la base del bulbo, se debe toda la planta enferma, destruir el rastrojo luego de cosechar, evitar encharcamiento, no hacer ajo, cebolla o echalote por un largo periodo).

En los insectos más destacados pueden aparecer ataques de trips[b] (se puede controlar con trampas azules engomadas, o sembrando con anticipación lino o achicoria, pues a la floración, los trips prefieren el color azul de sus flores), [b]nematodos (se recomienda implantar el ajo en terrenos donde previamente se retiraron copetes o claveles chinos) y ácaros (puede controlarse con alcohol de ajo, infusiones de ajenjo y tanaceto, caldo de tabaco, espolvoreo con algas calcáreas o con polisulfuro de calcio).

Respectoa la fertilización, las cantidades requeridas de fósforo y potasio consultenlas de acuerdo a la especie, aunque siempre son muy cercanas) deben ser colocadas en el fondo del surco al momento de la siembra junto con un tercio del nitrógeno. Otra tercera parte se aplicará en bandas 30 días después y el resto del N recomendado se aplicará 55 días después de la siembra




Cosecha

Para la maduración se calculan unos 150 días desde la siembra. Si se cultivó en el segundo semestre, en la primavera se realiza el descanutado (o destolado), que se trata del corte del tallo floral, para favorecer el desarrollo de la "cabeza"

El momento de cosecha se puede determinar a campo, cuando las hojas adquieren un color amarillento, consistencia pajiza y se doblan hacia el suelo. Si se posterga demasiado la cosecha, se produce el "desgranamiento" de la cabeza.