-
  Las plantas
 
Las plantas



Para germinar correctamente, las semillas precisan un sustrato con óptimas
condiciones de humedad y temperatura. Las raíces absorben los nutrientes
disueltos en el agua (sales minerales), constituyendo la savia bruta,
que sube hasta las hojas. Parte del agua se pierde a través de los poros (estomas),
debido a la transpiración de la planta. El resto de agua y nutrientes se
combinan con el dióxido de carbono absorbido por las hojas, formando los
hidratos de carbono (molécula orgánica) y liberando oxígeno.
La planta obtiene la energía necesaria para esta transformación de la luz solar
directa a través de sus órganos verdes (hojas, principalmente), fenómeno
denominado fotosíntesis.

Los hidratos de carbono se reparten por toda la planta, que los utiliza
para realizar sus funciones vitales (crecimiento celular, desarrollo de órganos
vitales, absorción de agua y sales minerales). Las partes aérea y subterránea
tienen funciones complementarias: las raíces absorben agua y nutrientes, y las
hojas pierden agua mediante la transpiración, usando los nutrientes para crecer.
Las partes verdes realizan la fotosíntesis, produciendo oxígeno y materia
orgánica, mientras las raíces consumen oxígeno y materia orgánica, ya que
necesitan energía para crecer y realizar el proceso de absorción



Hay plantas adaptadas a todo tipo de condiciones ambientales: climatológicas
(temperatura, humedad, insolación), hidrológicas (frecuencia, cantidad,
calidad del agua) y edafológicas (ph, nutrientes, estructura, textura). Las hortalizas
se clasifican también por sus exigencias climatológicas y nutritivas y
por sus partes comestibles.






 
 

9144 visitantes (15624 clics a subpáginas) admin@huertourbano.es.tl
 
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=