-
  La cosecha
 
La cosecha

La recolección, que en gran medida es el objetivo final (aunque no el único),
quizás sea el momento más gratificante que nos proporcione el trabajo
en nuestro huerto.
Para recolectar los frutos usaremos tijeras o cuchillo; así evitaremos
daños innecesarios en las plantas.
En algunas hortalizas como el tomate, el color rojo nos indica la madurez
del fruto. Otras, como el calabacín, la berenjena o el pepino, se recolectan
inmaduros. El ajo y la cebolla se pueden coger tiernos o recolectarlos cuando
las hojas se sequen. En el caso de guisantes, judías y pimientos, la cosecha
continua del fruto inmaduro estimula la producción de nuevas flores y frutos.
Muchas hortalizas de hoja, como lechugas y espinacas, se recolectan antes de
su floración, pues si la planta florece, la hoja adquiere un sabor amargo.


 
 

9144 visitantes (15637 clics a subpáginas) admin@huertourbano.es.tl
 
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=